TRADUCTOR. TRANSLATE.

miércoles, 16 de febrero de 2011

Cuento descubierto en el mar

“Hay un modo en que me hagas completamente feliz, amor mío: muérete o mátame”.


No te rías, no llores que tus lagrimas no son mas que agua, deja ya de mirarme que me pesan tus mentiras, me duele, amor mío, muere o mátame de una vez por todas pero deja tu recuerdo, hazme feliz, muérete o mátame, deja ya de mortificarme con algo y mátame al fin. 

Te quiero, prefiero creer que no lo hago, me gusta pensar que te olvidé, me gusta mentir y creer mis dulces mentiras, si exististe no lo supe, y no quiero saberlo, sobran tus palabras, tus mentiras, sobra mi vida. Nada mas triste que mentir y mas triste aún mentir para ti mismo,  y no se decir nada, mátame de una vez, pero no olvides dejar tu recuerdo, no olvides tus dulces besos y caricias.

Y ahora que llueve, y las lagrimas acordes a las gotas de lluvia bañan mi rostro, no tengo otra cosa que decir, mas que te amo, quizá ya no importe, pero te amo, no es tarde, aún la luna no sale y mientras mi garganta sepa pronunciar palabra alguna, no dejare ni por un instante de recordar ante el frío suelo que te amo, te amo mientras muero. Y ahora que realmente muero, solo hay una forma de hacerme feliz, muérete, muere pronto que me duele el dolor que ni sientes, descansa de una vez y destroza pronto lo que queda de mi, el veneno es mas sutil cuando se esparce pronto.

No hay nada que deseé mas morir, olvidar tu sonrisa y tus noches de poesía, muérete o mátame, acaba ahora con el suplicio de mi vida, acaba de un suspiro con la marga incertidumbre de los momentos, y una vez mueras yo moriré contigo, muere que ya no puedo mantener mas la mentira de una sonrisa cosida con finas hebras de tristeza, muero pensando que no sientes, y cierro los ojos tan feliz como siempre vivimos. Por favor apaga mi mirada y ya nunca despertare.




(Cuento del lado del anónimo mundo)

domingo, 13 de febrero de 2011

Ataque de pánico

Súbitamente aterrorizada sin una razón evidente para sí misma o para los demás. Durante el ataque de pánico se producen síntomas físicos muy intensos: taquicardia, dificultad para respirar, hiperventilación pulmonar, temblores o mareos. Los ataques de pánico pueden ocurrir en cualquier momento o lugar sin previo aviso.


Durante un ataque de pánico o crisis de angustia se presenta al individuo una súbita aparición de un nivel elevado de ansiedadSe acompañan de síntomas asociados al miedo, tales como hipertensión arterial súbita, taquicardia, dificultad respiratoria (disnea), mareos e inestabilidad, sudoración, vómitos o náuseas, síntomas todos ellos coherentes con el miedo que los provoca.


Los ataques de pánico no duran mucho pero son tan intensos que la persona afectada los percibe como muy prolongados. A menudo el individuo siente que está en peligro de muerte inminente y tiene una necesidad imperativa de escapar de un lugar o de una situación temida (aspecto congruente con la emoción que el sujeto está sintiendo). El hecho de no poder escapar físicamente de la situación de miedo extremo en que se encuentra el afectado acentúa sobremanera los síntomas de pánico.


Experimentar un ataque de pánico es una terrible, incómoda e intensa experiencia que suele relacionarse con que la persona restrinja su conducta.



En estos ataques pueden presentarse síntomas físicos, tales como:
  1. taquicardia
  2. dolor en el pecho
  3. dificultad para respirar
  4. mareos
Se define el ataque de pánico como una aparición temporal y aislada de miedo o malestar intensos, acompañada de cuatro (o más) de los siguientes síntomas;

  1. palpitaciones, sacudidas del corazón o elevación de la frecuencia cardíaca
  2. sudoración
  3. temblores o sacudidas
  4. sensación de ahogo o falta de aliento
  5. sensación de atragantarse
  6. opresión o malestar torácico
  7. náuseas o molestias abdominales
  8. inestabilidad, mareo o desmayo
  9. desrealización (sensación de irrealidad) o des personalización (estar separado de uno mismo)
  10. miedo a perder el control o a perder la razón
  11. miedo a morir
  12. parestesias (sensación de entumecimiento u hormigueo) 
  13. escalofríos o sofocaciones
  14. deseo imperativo de escapar del lugar, momento y situación en los que se produjeron las crisis

Términos para describir los síntomas:
  1. separado de sí mismo
  2. atrapado 
  3. retraído
  4. aislado o distante del entorno inmediato
  5. un espectador de algún juego extraño y sin sentido
  6. sin vida
  7. como un sueño
  8. fuera de tu cuerpo, te observas desde tu mente

Diagnóstico de la distimia


Los síntomas pueden ser:
  1. Trastornos de la alimentación
  2. inapetencia o ingesta compulsiva.
  3. Trastornos del sueño: insomnio o hipersomnia.
  4. Sensación de déficit de energía vital, cansancio injustificado, fatiga continua.
  5. Trastornos de la memoria y la capacidad de concentración.
  6. Baja autoestima, sentimiento de incapacidad.
  7. Sentimiento de desesperanza, pesimismo.
  8. Incapacidad para la toma de decisiones.
  9. Aislamiento o fobia social, falta de locuacidad, pérdida de interés por actividades placenteras o por la actividad sexual.

Criterios diagnósticos. Trastorno límite de la personalidad



Síntomas afectivos
1.- Inestabilidad afectiva debida a una notable reactividad del estado de ánimo .
2.- Ira inapropiada e intensa o dificultades para controlarla (p. ej., muestras frecuentes de mal genio, enfado constante).
3.- Sentimientos crónicos de vacío o inutilidad.
Síntomas impulsivos
4.- Comportamientos, intentos o amenazas suicidas recurrentes o comportamiento de automutilación.
5.- Un patrón de relaciones interpersonales inestables e intensas caracterizado por extremos de idealización y devaluación.
6.- Impulsividad en al menos dos áreas que es potencialmente dañina para sí mismo (p. ej., gastos, sexo, abuso de sustancias, conducción temeraria, atracones de comida). 
Síntomas interpersonales
7.- Esfuerzos frenéticos para evitar un abandono real o imaginado. 
8.- Alteración de la identidad: autoimagen o sentido de sí mismo acusada y persistentemente inestable.
Síntomas cognitivos
9.- Ideación paranoide transitoria relacionada con el estrés o síntomas disociativos graves.

Trastorno bipolar 2

episodio maníaco

síntomas típicos:
  1. Excitación, exaltación, sentidas como «presiones internas»;
  2. Humor elevado: clásicamente eufórico, aunque también destacan irritabilidad, mayor reactividad y tendencia a ponerse fácilmente colérico;
  3. Actividad sin reposo, agitación improductiva. Se empiezan varias cosas que no son acabadas;
  4. Disminución del pudor, pérdida de inhibición, pudiendo llegar a actitudes de seducción y contactos sexuales excesivos, teniendo en cuenta que la persona en estado normal no habría deseado tener ese tipo de comportamiento.
  5. Aceleración del pensamiento: nuevos y numerosos pensamientos pasan por la mente de la persona sin que ésta pueda detenerlos;
  6. Dificultad para concentrarse, fácil distracción;
  7. Trastornos del curso del pensamiento (digresiones múltiples), pérdida del hilo de la conversación;
  8. Fuga de ideas: dificultad para seguir el discurso de una persona que sufre de manía, ésta suele olvidar el tema inicial;
  9. Logorrea: habla abundante, acelerada e imparable, siendo esto el reflejo de la aceleración del pensamiento;
  10. Excesiva confianza en sí mismo;
  11. Disminución de la necesidad de dormir sin que la persona sienta la fatiga asociada a esa falta de reposo. Esta falta de sueño es a menudo uno de los primeros signos de un episodio maníaco;
  12. Sentimiento altruista: ganas de ayudar a los demás, hiperempatía;
  13. Hipersensibilidad afectiva y sensorial;
  14. Labilidad emocional: pasar de la risa a las lágrimas con mucha facilidad
  15. Negligencias en la alimentación o en la higiene.

Trastorno bipolar

 fase depresiva el paciente puede presentar:
  1. Pérdida de la autoestima.
  2. Desánimos continuos.
  3. Ensimismamiento.
  4. Sentimientos de desesperanza o minusvalía.
  5. Sentimientos de culpabilidad excesivos o inapropiados.
  6. Fatiga (cansancio o aburrimiento) que dura semanas o meses.
  7. Lentitud exagerada (inercia).
  8. Somnolencia diurna persistente.
  9. Insomnio.
  10. Problemas de concentración, fácil distracción por sucesos sin trascendencia.
  11. Dificultad  para tomar decisiones y confusión general enfermiza, ejemplos: deciden un cambio repentino.
  12. Pérdida del apetito, o todo lo contrario.
  13. Pérdida involuntaria de peso.
  14. Pensamientos anormales sobre la muerte.
  15. Pensamientos sobre el suicidio, planificación de suicidio o intentos de suicidio

 fase maníaca se pueden presentar:
  1. Exaltación del estado de ánimo.
  2. Aumento de las actividades orientadas hacia metas (Delirios de grandeza, creencias falsas en habilidades especiales. Si los contradicen suelen enojarse y pensar que el mundo está en su contra).
  3. Ideas fugaces o pensamiento acelerado (taquipsiquia).
  4. Enfadarse por cualquier cosa.
  5. Autoestima alta.
  6. Menor necesidad de dormir.
  7. Agitación.
  8. Verborrea (hablar más de lo usual o tener la necesidad de continuar hablando).
  9. Incremento en la actividad involuntaria (es decir, caminar de un lado a otro, torcer las manos).
  10. Inquietud excesiva.
  11. Aumento involuntario del peso.
  12. Bajo control del temperamento.
  13. Patrón de comportamiento irresponsable.
  14. Hostilidad.
  15. Aumento en la actividad dirigida al plano social o sexual.
  16. Compromiso excesivo y dañino en actividades placenteras que tienen un gran potencial de producir consecuencias dolorosas (andar en juergas, tener múltiples compañeros sexuales, consumir alcohol y otras drogas).
  17. Creencias falsas (delirios).
  18. Alucinaciones.

Período mixto

En el contexto del trastorno bipolar los períodos mixtos son aquellos en los cuales la manía y la depresión clínica ocurren simultáneamente (por ejemplo, la agitación, ansiedad, agresividad, confusión, fatiga, impulsividad, las ideas suicidas, en pánico y la paranoia, ideas de persecución, verborrea, pensamiento veloz y furia)
Los episodios mixtos suelen ser los más volátiles dentro del estado bipolar, debido a que los estados pueden ser activados o desencadenados de forma rápida y simple. Los intentos suicidas, el abuso de substancias psicotrópicas y dañarse a sí mismo suele ocurrir en este estado.

----



Uno de los aspectos más interesantes y que suele ser mal entendido por la gente es que el trastorno bipolar, por lo general, incrementa la «energía creativa» de la persona. El trastorno bipolar se encuentra en una cantidad desproporcionada de personas con talento creativo, tales como artistas, músicos, escritores, poetas y científicos, y algunos acreditan a su condición de bipolar el tener tal creatividad. 

La fase hipomaniaca de la enfermedad permite una mayor concentración en las actividades, y la fase maniaca permite trabajar las 24 horas sin detenerse, con una aparente necesidad mínima de sueño.
Otra teoría es que la manía produce una aceleración en el pensamiento lo que permite una mayor y más rápida generación de ideas, produciendo también una larga asociación de estas ideas e información sin una relación aparente.